Por la montaña leonesa. De Burbia a Riaño

Tengo la sensación de que al mencionar Ancares, a la gente se le viene a la mente Galicia, de igual manera que cuando se habla de Picos de Europa, la mayoría piensa en Asturias. Sin embargo, hay una provincia que tiene mucho que decir cuando hablamos de estos dos lugares. León.

 

La montaña leonesa vive en ocasiones a la sombra de sus vecinas, ya sea por el bien hacer de unos o por la dejadez de otros, pero lo cierto es que poco o nada tiene que envidiarlas. Ojo, no vaya nadie a malinterpretarme. Galicia y Asturias son tierras que conozco y admiro, y no tengo intención ninguna de minusvalorarlas. Tan sólo vengo con estas palabras a reivindicar la magia de una región que merece a mi entender igual reconocimiento.

___________________________________________

 

Ancares, sin el “los” delante según he leído, se extiende hoy en día a ambos lados de la sierra homónima, hacia las provincias de León y Lugo. Sin embargo, parece que en su origen se restringía a unas pocas poblaciones del lado leonés, siendo ya a mediados del s. XX cuando su uso se generalizó y se extendió para denominar una región mucho más extensa.

 

Nuestra huída del calor sureño nos lleva, en esta ocasión, a parar a Burbia, un pequeño pueblo leonés de 62 habitantes, situado al fondo de un valle por el que fluye un río con el mismo nombre. En Burbia, al pie de las montañas más altas de la Sierra de Ancares, la carretera se convierte en camino y después en senda, por lo que desde allí sólo nos resta hacer una cosa. Echarnos la mochila a la espalda y caminar. Y esto es exactamente lo que hemos venido a hacer. Caminar con paso relajado y dejarnos llevar por su naturaleza, que no sólo no defraudará, sino que terminará por sorprendernos.

 

El año es malo, terriblemente malo de agua, y aún así, para nosotros, acostumbrados al estío del sur peninsular, aquello es un paraíso en verde donde el agua fluye a pesar de los pesares.

 

La bienvenida nos la dan los imponentes castaños del valle. El castañar es maduro, ahuecado, retorcido, y los que somos bicheros ya imaginamos el sinfín de especies a las que estos grandes ejemplares dan cobijo. Al caer la noche comienza el concierto. Chotacabras, cárabos y grillos llenan el espacio sonoro del valle, mientras la hojarasca delata los pasos de algún raposo furtivo.

 

Los siguientes días los pasaremos entre los valles de Burbia y de Ancares, incluyendo una pequeña incursión en la vertiente gallega, igualmente espectacular.

 

Habrá tiempo para todo.

 

Nos adentraremos en uno de los bosques más espectaculares que recuerdo, el Teixedal. Tejos, abedules, avellanos, acebos, arces, robles... conforman un espeso bosque, refugio de fauna de gran valor, y acompañan durante el ascenso a las lagunas de Villouso. Disfrutaremos de las vistas hacia Lugo y León caminando entre brezos y arándanos, mientras subimos la cumbre más alta de esta sierra en compañía de rebecos y aves de alta montaña. Seguiremos la senda que asciende al Mostallar, observando a nuestro paso indícios de la presencia de los dos grandes carnívoros presentes en esta zona: el lobo y el oso. Exploraremos el lecho del río Burbia fotografiando sus rincones y su fauna.

 


 Y como no, no hay paisaje sin paisanaje. Mención especial para Santi, montañero local al que agradezco desde aquí por el buen rato que pasamos en la subida al Mostallar, por la simpatía y por todo el conocimeinto y la información compartida (un buen pedazo de su tierra se vino con nosotros tras visitar la feria de El Espino).

A continuación podéis ver en la galería (pinchad en las fotos para verlas en grande), algunas imágenes de estos días. Especialmente bonita fue la sesión a los rebecos.

_______________________________________________________________________________

La montaña occidental leonesa, al contrario que su vertiente oriental, no me es desconocida. Tengo la suerte de contar con buenos amigos en esta tierra, lo que me ha llevado en más de una ocasión a visitarla, aunque esto para nada me convierte en buen conocedor de la misma. Quizás es por esto que estando allí comenzó a crecer en mi interior un impulso, casi una necesidad, de explorarla a conciencia, cámara en mano, y retratar sus rincones, su fauna, su flora... su magia. Tiene algo especial que me atrae mucho y que guarda relación no sólo con su entorno, sino también con las personas que allí he ido encontrando. Siempre buena gente, siempre acogedores. Por eso, porque me he propuesto volver pronto y seguir volviendo después para mostraros mucho más, hoy no os contaré tanto. Simplemente diré que el regreso a esta tierra, y en especial a Riaño, ha sido una suerte de reencuentro para mi, del que espero nazca un bonito proyecto.

Aquí dejo algunas imágenes más de esta zona. Recordad clicar encima para abrir la galería.

Orquídeas en el Valle del Guadiato

La comarca del Valle del Guadiato no me es del todo desconocida. Suelo visitarla al menos un par de veces al año, pero tengo que reconocer que desde el punto de vista de su naturaleza, siempre he prestado más atención a las aves que a otra cosa. Y es que se trata de una zona muy atractiva para la observación de rapaces y esteparias.

 

Sin embargo, hace unos diez días pude darme un par de paseos y descubrí con mucha alegría que las orquídeas también se cuentan entre sus muchos tesoros.

 

Fue una estancia breve y no hubo tiempo para mucho, pero fue más que suficiente para comprobar que al menos, las poblaciones de las especies que encontramos, gozan de una buenísima salud.

 

De entre todas, las de Neotinea conica fueron las más espectaculares, llegando a encontrar rodales muy numerosos, con una gran variabilidad en cuanto a tonalidades de las flores y tamaños de los pies se refiere.  Otra especie muy bien representada es la Anacamptis papilionacea, de la que también encontramos bastantes flores. Ya en menor medida, encontramos algunos ejemplares de Orchis tenthrendinifera. La verdad que estaba tan absorto en las otras que a estas les hice poco caso. Y para terminar, la sorpresa del fin de semana me la dió un único pero apreciadísimo pie de Orchis x gennari. El híbrido resultante del cruce de la A. papilionacea y O. champagneuxii.

 

 

A continuación os muestro algunas imágenes, especielmente del domingo, cuando pude pararme un rato a fotografiarlas a placer, gracias a la santa paciencia de Ro, Ana y Javi.

 

0 comentarios

Tales from Mist

Tales from Mist es una pequeña serie fotográfica compuesta -de momento- por 10 imágenes tomadas en las últimas semanas en el interior del Alentejo.

 

La niebla es el denominador común, las formas que surgen a través de ella, las protagonistas. Mañanas frías y húmedas de magia y misticismo en una tierra en la que el tiempo a veces parece que se detiene.

 

Instrucciones:

 

1. Darle al play del reproductor que hay en la parte inferior para activar la música.

 

2. Ampliar el reproductor de imágenes, seleccionar el modo pantalla completa y darle al play para comenzar el pase de diapositivas.

 

3. Detenerse unos segundos en cada una, disfrutando de la músiva de Dazkarieh.

 

0 comentarios

CALENDARIO 2017: NATURALEZA-IBÉRICA-NATUREZA

Nueva edición del calendario de pared elaborado con fotografías de naturaleza realizadas en diferentes puntos de la Península Ibérica.

 

Después de las últimas ediciones, centradas en el sur peninsular, vuelvo a los orígenes y recorro diferentes paisajes de nuestra geografía ibérica. Lamentablemente en doce páginas el espacio es reducido, pero he intentado representar diferentes ambientes, así como otros elementos de nuestra flora y fauna.

 

Un año más, agradecido de poder continuar adelante con este pequeño proyecto personal que poco a poco va sumando seguidores. La excusa perfecta para continuar esta pequeña aventura de descubrimiento que me va llevando a explorar los diferentes rincones naturales de esta maravilla que llamamos Iberia.

Nova edição do calendário de parede elaborado com fotografias de natureza feitas em diferentes pontos da Península Ibérica.

 

Após as ultimas edições, focadas no Sul peninsular, volto às origens para percorrer diversas paisagens da nossa geografia ibérica. Infelizmente, em apenas doze paginas o espaço é reduzido. Contudo, procurei representar diferentes ambientes, assim como outros elementos da nossa flora e fauna.

 

Por mais um ano, agradecido por poder seguir em frente com este pequeno projeto pessoal que, a pouco e pouco, vai tendo mais seguidores.  A desculpa perfeita para continuar esta pequena aventura de descobrimento que está a levar-me a explorar os cantos naturais desta maravilha que chamamos Iberia.


CARACTERÍSTICAS

  • Calendario de pared con espiral para colgar.
  • Tamaño: A3 (29,7 x 42 cm).
  • Precio: 11 € (más gastos de envío, si fuera necesario. Consultar puntos de venta).
  • Pedidos: fotografia@fergoytre.com o a través del formulario de contacto de esta página web.

 

  • Calendário de parede com espiral para pendurar.
  • Dimensão: A3 (29,7 x 42 cm).
  • Preço: 11 € (mais custos de envio se for preciso. Consultar pontos de venda).
  • Encomendas: fotografia@fergoytre.com ou através do formulário de contato deste site.

0 comentarios

En busca de orquídeas por la Sierra de Arrábida

Son ya unos meses sin actualizar el blog, y más aún los que llevaba sin disfrutar de las orquídeas. Pero todo eso ha cambiado.

 

El escenario también ha cambiado. Ya no estoy en Cádiz, tierra que me acogió los últimos cuatro años y de la que hice mi casa. Ahora toca empezar de  nuevo, y los comienzos van siempre despacio.

 

Poco a poco, paso a paso, vamos reconociendo el terreno. Familiarizándonos con el entorno. Disfrutando de su naturaleza. Y paso a paso empiezan también a llegar las primeras satisfaccciones. Siempre con ayuda, claro está. Así que ya que estoy, quiero aprovechar y agradecer a Carmo y Pedro, sabedores de mi afición por las orquídeas, la recomendación de visitar la Sierra de Arrábida.

 

Aunque nuestra visita simplemente fue una primera toma de contacto, sirvió para que nos diéramos cuenta de que no se trata de un sitio cualquiera. Prueba de esto son los espectaculares acantillados, estupendas playas y las increíbles vistas del estuario del río Sado desde lo alto de la sierra.

 

Et voilá! Allí fuimos, allí vimos y allí vencimos. Ni más ni menos que 7 especies diferentes de orquídeas, en tan sólo medio día, y porque no nos dió tiempo a más...

 

Mereció la pena, no sólo por las orquídeas, preciosas como siempre. Mereció la pena por los narcisos, los tulipanes, los lirios y por todas las flores que vimos. Valió la pena por los paisajes y por las vistas. Valió la pena porque siempre vale la pena salir de casa y conocer sitios nuevos. Y como suelo decir, tendremos que volver... :)

 

Os dejo una pequeña selección de las especies observadas, a excepción de alguna Gennaria diphylla que no fotografié.

 

 

0 comentarios