Marzo del 2013. Una semana de travesía por el alto Atlas marroquí, recorriendo sus valles, conociendo sus aldeas y ascendiendo a algunas de sus montañas más emblemáticas, como el Timezguida (4.089 m.) o el Toubkal (4.167 m. Arriba en la imagen), la máxima elevación del Norte de África. No fue un viaje pecisamente fotográfico, pero la cámara no podía faltar. Eso sí, ocasiones para parar y hacer fotos tranquilamente, pocas. No se podía perder el ritmo! Aún así, siempre hay algún momento para traerse algún recuerdo, como los que aquí muestro. Imágenes tomadas con la D80 y el nikon 18-70 f/3.5-4.5.