Mi llegada a la provincia de Córdoba a finales de 2017 supuso un cambio en muchos sentidos. Cambió mi escenario personal, lo hizo también el laboral y cambió también mi forma de entender la fotografía de naturaleza. Todo esto me dió la excusa y la oportunidad perfecta para embarcarme en un nuevo proyecto fotográfico y personal, partiendo completamente desde cero. Descubrir la naturaleza cordobesa a golpe de disparador. Una vez más la fotografía sería la herramienta a través de la cual descubrir un nuevo territorio, sus rincones, su flora y su fauna.

 

Año y pico después el tiempo y las circunstancias le han ido dando forma hasta llegar a una idea. Descubrir y compartir los tesoros naturales de la Sierra Morena cordobesa. Su naturaleza cotidiana. Esa que está ahí, a la vista de todos, y sin embargo pasa desapercibida. Pero también algunos de sus rincones más escondidos. Retratar algunas de sus especies más emblemáticas sin caer en el tópico de las "especies bandera". Porque hay mucha Sierra Morena más allá de linces y grandes águilas.

 

Son muchas las imágenes que he podido tomar hasta la fecha (abril'19) y son muchas más las que me gustaría captar antes de poder decir que el proyecto está completo.

 

Hasta entonces, sirva esta pequeña muestra como prueba del tesoro natural que es la Sierra Morena cordobesa.