Este es un proyecto de fondo que empezó hace ya tres años. Va muy despacio. No tengo prisa. Porque sé que es un lugar al que cada año vuelvo, a veces para quedarme unos días, otras para pasar sólo unas horas, pero siempre vuelvo.

 

¿Por qué la Sierra de Guadarrama?

 

Porque es mi casa. Quizás no en el sentido más estricto de la palabra, pero así me hace sentir, y a fin de cuentas, eso es lo que me importa. Cuando naces en la ciudad más grande de la Península y vas creciendo, poco a poco vas tomando conciencia de lo que te gusta y lo que no, descubres que necesitas escapar del ruido, el caos, la contaminación, subir y dejar que el aire frío y puro inunde tus pulmones, y entonces ahí está. Unos 80 kilómetros de longitud por 20 de anchura. Una cota máxima superior a los 2400 msnm y más de 1500 km cuadrados de superficie de bosques y cumbres para perderse y sentirse libre.

 

¿Hace falta decir más? Pues aquí van algunas imágenes